Tips saludables

Definiendo amor

Te sientes amado? No contestes tan rápido. Existe mucha confusión, frustración y desesperación alrededor de este concepto tanto como seguridad e inspiración, para mucho esta “pequeña cosa llamada amor” nos ha mantenido despiertos toda la noche por alguna razón o por otra en algún momento de nuestras vidas.

El amor alimenta los fuegos de la pasión, ata los nudos de la amistad aunque a veces permanece malentendido.

El amor es una opción, no un sentimiento. A veces vemos películas y otras descripciones culturales de lo que el “amor” debe ser, pero pregunta a cualquier pareja que ha estado casada por un tiempo, y serán los primeros en decir que el amor requiere de un compromiso o de la elección, que el “sentimiento” no siempre está presente.

Es importante diferenciar que el Amor Incondicional no implica la aprobación incondicional. Debemos reservar el derecho de rechazar la conducta de otra persona, sin juzgar, aceptar y amar incondicionalmente, este puede llegar a ser un gran reto, sin embargo el dominio del amor incondicional triunfará sobre todos los otros elementos cuando se trata de reducir el estrés y la consecución de la paz de la mente y el corazón.

El logro de la aceptación incondicional en algunas relaciones puede tener que comenzar con el perdón, a veces perdonar a alguien que no merece ser perdonado. Esto puede no parecer razonable a primera instancia, de hecho, el perdón requiere a menudo una nueva economía: la gracia. La mejor manera de fomentar el amor es ofrecerlo libremente. Elije extender amor a los que te rodean y sin apego a su respuesta. No dar para recibir, dar por dar. Somos seres sociales que anhelan y que dependen de “golpes” emocionales para convertirse en personas completas. Estos golpes vienen en muchas formas, pero se pueden identificar fácilmente cuando vienen en forma de gestos, atención, contacto físico, palabras amables o acciones. Todos estos son parte de nuestros “nutrientes requeridos” para una salud óptima como la vitamina C, aminoácidos y oxígeno. En el centro de estas necesidades, encontrará el amor incondicional. Tenemos una necesidad innata de dar y recibir amor incondicional.

Una buena práctica es modelar este amor a los que te rodean. Mostrar los demás como desearías ser tratado por la forma en que los tratas. Aprendiste la “Regla de Oro” en el Kinder, y es tan verdadera hoy como lo era entonces, puede empujarte a tí mismo en la ampliación de este amor incondicional en las situaciones más duras al ponerte en el lugar de la otra persona. ¿Cómo deseas ser tratado? Al final del día, la única manera de cambiar realmente el mundo es comenzar con uno mismo. Por lo menos tendrás mucho menos estrés en tu vida.

Llámenos 01 229 9322242 
¡Podemos Ayudarle!

Es importante consultar previamente a su médico.

Responsable Sanitario Víctor Manuel Sañudo Diez Cédula Prof.2609010